¿En qué quieres ser mejor?

¿Eres profesor o experto en alguna materia? ¡Gana dinero con tus conocimientos!

Jue, 17/05/2018 - 10:05

Al dar clases particulares podrás establecer una comunicación ideal con tus alumnos, además de poder asesorarlos, corregirlos y adaptarte completamente a sus necesidades específicas, como dificultades en un tema en específico o que aprenden mejor con ejercicios interactivos que recitando todo.

A menudo, los alumnos que buscan clases particulares, tienen una alta motivación por aprender. Es por eso que a continuación te dejamos 4 puntos a tener en cuenta para dar una clase particular y así conseguir más alumnos:

• Antes que nada, es importante que hagas un análisis de necesidades de tus alumnos, en forma de cuestionario o entrevista, puedes hacer preguntas sobre los gustos y preferencias a la hora de aprender, los objetivos que tienen al estudiar y sus intereses personales más allá de las clases. Con toda esta información puedes llegar a un acuerdo sobre las prioridades de la clase.

• El lugar donde impartes tus clases es importante. La decoración del lugar, la comodidad de las sillas, la localización de las cosas. Lo importante es crear un ambiente de trabajo agradable.  Si el curso es intensivo, es recomendable cambiar de lugar dependiendo de la actividad y el objetivo (salir a la calle a investigar, entrevistar a alguien, etc). A veces puede ser una cafetería donde se sienten cómodos y seguros, o si es actividad física, quizás convenga rentar un espacio adecuado para ello.

• El ambiente de la clase es muy importante y el hecho de estar solos el alumno y el profesor puede provocar una presión diferente, a veces más grande y a veces menor. Te recomendamos crear un entorno agradable y de empatía con tus alumnos: conocer sus fortalezas y debilidades. A esta construcción de confianza se le llama “rapport” en inglés, y para generar rapport, puedes empezar hablando de ti, preguntándoles qué esperan del curso, hacer un ejercicio de confianza y conocimiento entre ustedes y más, hay muchas maneras.

• Por último, es importante ser flexible con el tipo de actividades y los materiales para adaptarte al ritmo y necesidades de tus alumnos y mantener una comunicación abierta para que el alumno tenga la confianza de expresar sus dudas. Recuerda que lo importante de la clase eres tú, no el material o las actividades, si quieres saber cómo mejorar tus clases, descarga gratis esta guía para ser mejor maestro, donde encontrarás la metodología para implementar más y mejores recursos didácticos.

Esperamos que con estas recomendaciones te hayamos ayudado a aligerar esas dudas sobre cómo llevar a cabo una clase particular.

Regístrate en sermejor.com y comienza a dar clases de lo que te apasiona, desde matemáticas, hasta Karate o volar un avión…

Palabras relacionadas

Compartir